Mueve tu Montaña

La semilla de mostaza es pequeñita, y es increíble como de esta semilla tan pequeña puede crecer un árbol tan grande. Es reconfortante saber que no necesitas cantidades enormes de fe, con un poquito de fe puedes comenzar a mover una montaña de heridas, complejos y malos hábitos.

Tal vez sientes que has formado una montaña de dolor, angustia, ira, resentimientos, culpa y parece que nunca desaparecerá de tu camino.

Por mucho tiempo mi montaña fue el alcoholismo, que me dejó lleno de soledad, tristeza y amargura. Mi vida no tenía sentido, cada día la montaña crecía alimentándose de mis problemas, ira y oscuridad.

Pero Dios me mostró que solo necesitaba una poca de fe para mover mi montaña. Si Dios está contigo hallarás un gran poder aun si tu fe es pequeña. Cuando decidas confiar en Dios nada será imposible para ti.

¿Quieres liberarte de tu amargura, dolor, angustia, ira y malos hábitos? Ten fe en el Señor y podrás mover esa montaña. Recuerda: Jesús es el camino, la verdad y la vida.

Te invitamos a que nos acompañes en nuestro grupo de Recuperación, nos reunimos todos los jueves a las 7 pm. Todos son bienvenidos, para más información acerca del programa, puedes enviarnos un mensaje electrónico a arturo@casadefe.com o llámanos al 408.592.2729

Jesús les dijo:

“Porque ustedes tienen muy poca fe. Les aseguro que si tuvieran fe, aunque sólo fuera del tamaño de una semilla de mostaza, le dirían a este cerro: Quítate de aquí y vete a otro lugar, y el cerro se quitaría. Nada les sería imposible.” (Mateo 17:20)