Un Nuevo Comienzo

Las Cosas Viejas ya Pasaron

Ya estamos en el año 2013, las fiestas de fin de año ya han terminado y solo nos quedan los recuerdos del 2012 ¡cuántas cosas no pasaron en este año! En un tiempo de mi vida las fiestas navideñas eran las peores épocas para mi, recuerdo un año en particular: no tenía nada por qué dar gracias, extrañaba tanto a mi esposa y a mi hijo, lo único que tenía en mi corazón era dolor, tristeza y amargura, las fechas festivas solo servían para hundirme más y más en el alcohol. Al final del año miraba hacia atrás y no me gustaba lo que veía, cada vez estaba más lejos de la verdad, sentía que mi vida y mi matrimonio ya no tenían esperanza y mejor continuaba bebiendo alcohol.

Tal vez tu año 2012 no fue un año muy agradable, tal vez lastimaste a tus seres más queridos y has causado un daño que parece que es irreparable…Tal vez te sientes lleno de culpa y remordimiento por las cosas tan oscuras que cometiste y crees que Dios nunca te perdonará. Pero no es así, mira lo que dice en la Biblia acerca de las viejas cosas: “…Las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17).

Dios es muy claro en su palabra, Él te dice que lo viejo queda atrás, que Él puede hacer cosas nuevas en tu vida. El enemigo de nuestras almas, Satanás, siempre te va a decir: “mira lo que causaste, no seas hipócrita, ten vergúenza;” o tal vez te dice: “mira lo que te hizo, no lo perdones, ten dignidad.” El diablo quiere que te sientas culpable y tratará de hacerte sentir indigno ante Dios. Te engaña haciéndote pensar que tu pecado es tan grande que no vale la pena esforzarte porque no podrás ser perdonado.

El enemigo quiere que vivas tu vida atrapado en culpabilidad, pero mira lo que dice este próximo pasaje de la Biblia: “Él volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7:19). Por mucho tiempo yo viví atrapado en mi culpa, me perdía en el daño que había causado y pensaba que no tenía esperanza, pero leyendo este pasaje pude darme cuenta que no solo Dios perdona mis transgresiones sino que las echa a lo profundo del mar y nunca las trae a memoria.

Este es un nuevo año, ¿por qué no tener un nuevo comienzo?, Dios dice que las cosas viejas ya pasaron, no las puedes cambiar, déjalas, no vivas en el pasado, Dios quiere hacer cosas nuevas en tu vida de acuerdo a su promesa: “Dios borra tus rebeliones y no se acordará de tus pecados” (Isaías 43:25).

Este es tu momento para decidirte a tener un Nuevo Comienzo, ten la seguridad de que Dios está a tu lado, su misericordia es tan grande que el deja el pasado en el pasado. Te reto a que te des una oportunidad de empezar de nuevo, es tiempo de romper cadenas, libérate de tanta culpa, ira, resentimientos y malos hábitos. Recuerda, Dios echa tus pecados a lo profundo del mar y se olvida de ellos, pero para que eso suceda es necesario que rindas tu voluntad a Él. Que declares en tu corazón que solo con la ayuda de Dios puedes dejar tu pasado atrás y comenzar de nuevo.

2 Corintios 5:17

“Las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”